Negocios únicos para vivir de verdad. Suscríbete ahora

 

Volumen de seguidores como marcador de éxito

Todavía seguimos pensando que quien más seguidores tiene, más lo peta, más mola, mejor hace las cosas y más profesional es.

Por si no tienes tiempo, te adelanto que no sólo es un error pensar así, sino que encima te está perjudicando pensar así.

Si te apetece saber un poco más, toma asiento que paso a desarrollar.

Desde que las redes sociales aparecieron en nuestra vida han cambiado muchas cosas. La más relevante para los negocios, en mi opinión, es que podemos saber mucho sobre el comportamiento de la gente que nos sigue.

Por ejemplo es ideal esa funcionalidad de Facebook que te permite saber a qué hora se conecta un volumen más amplio de tu audiencia, para publicar a las horas que más te interesa.

Pero, ¿el volumen de seguidores de una marca o negocio es un marcador de su éxito?

Como si estuviéramos en el instituto, parece que quien tiene más seguidores es más guay y más triunfa, y discrepo fuerte.

Haz la prueba de buscar en redes sociales un restaurante puntero de tu ciudad.

En general tienen pocos seguidores y pocas publicaciones. Pero sí lo petan en el mundo real. Hablo de restaurantes, gastrobares y negocios de estilo similar, que están siempre llenos, pero en redes pasan casi desapercibidos, especialmente si son un proyecto pequeño y personal.

¿Por qué pasa esto?

Porque no han trabajado su presencia en internet. Pero no es porque su negocio no funcione.

De la misma forma, hay mucha gente medio-famosa, con muchos seguidores en redes sociales, con blogs estupendos, pero que necesitan tener un trabajo “de verdad” para pagar las facturas, porque su blog no es rentable.

Si tengo que elegir, prefiero vivir de mi blog con pocos seguidores, que ser muy famosa y estar en todos los saraos pero tener que tener otro trabajo. Bueno, lo preferí hace tiempo y es lo que hago.

Hay varios blogs de costura con más seguidores que el mío, pero Chita Lou sí es mi trabajo.

Así que es cuestión de decidir qué prefieres.

Hay muchas formas de tener muchos seguidores.

Puedes pagarlos, puedes hacer publi, dar cosas gratis. Pero si esos seguidores no interactuan contigo ni te compran nada, ¿para qué los quieres?

Es mucho mejor tener engagement que seguidores.

El engagement es la cantidad de interactuación que generan tus seguidores. Los comentarios y likes que te dejan, o las veces que se comparte una publicación tuya.

El algoritmo de Facebook hace, entre otras cosas, que las publicaciones con más engagement se vean más veces, así que es mejor tener pocos seguidores que interactúen mucho, que muchos que no dicen nada, porque así tu publicación llegará más lejos.

De hecho, aumentar de seguidores te condena a necesitar casi siempre la publi para llegar a todos ellos. Así de duro se ha puesto Facebook.

Además, seguir pensando que “a más likes más guay”, te deja pensando que algo haces mal, que nunca saldrás adelante y chorradas así, cada vez que ves las redes sociales de los demás.

Bah, en serio, no te machaques. Igual parece más fácil decirlo que hacerlo, pero con 2 blogs, una tienda online y 3 niños, elijo muy bien lo que me preocupa, y desecho muy rápido las tonterías. Es economía de tiempo, básicamente.

Otro día hablamos de esto, pero sí, se puede elegir lo que a uno le preocupa 😉

Así que no, el volumen de seguidores no es un marcador de éxito válido. Ni para ti ni para los demás.

Merece más la pena trabajar el contacto con los seguidores, ser franca y honesta en tus publicaciones.

Y hacerse la foto más chachi no es éxito. Conseguir lo que siempre has querido sí. Sea eso lo que sea.

¡Compártelo!  
Categorías: Redes sociales

2 comentarios

  1. María
    1 diciembre, 2017

    Totalmente de acuerdo .sigue así

    Responder
  2. María
    1 diciembre, 2017

    Sigue así. Totalmente de acuerdo

    Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



0

Tu carrito